Carneros siguiendo dogmas de fé
Siguiendo metodologías como dogmas de fé

Te garantizo al 99% que, siguiendo estos 7 útiles consejos, en muy poco tiempo te convertirás en un Gurú y tendrás miles de seguidores que te venerarán y comerán de tu mano.

¡Importante! para que estos consejos funcionen correctamente hay que practicarlos con tesón y sin pausa, una sola debilidad y estarás perdido.

Aplícate para ser un buen Gurú:
la única forma de convertirte en «monstruo»
es que te fabrique un «monstruo».

Ahí van esos 7 consejos:

Dogmatizando las metodologias
Aplomo y decisión

Aplomo y Decisión

Di las mayores tonterías con aplomo y decisión aunque sepas que son mentira o que pueden perjudicar a quien las escucha.

No existe un buen Gurú si no se polemiza suficientemente sobre él.

Miente con estilo, la credibilidad en la sociedad actual no es más que una imagen virtual. Si te equivocas, no te preocupes… dejarás a los demás tan hechos polvo que no podrán ni plantearse demandarte.

Dogmatiza

Nadie puede saber más que tú de los asuntos que trates.

Da igual que tú no sepas, ya que siguiendo el primer consejo (Aplomo y Decisión), los demás no se atreverán a contradecirte por simple prudencia, pobres… nunca llegarán a ser un  Gurú.

Inmunízate

Te tiene que importar <un huevo y la yema del otro> que tus criterios puedan perjudicar a las personas, o llevar al mayor de los fracasos a las empresas y, por tanto, a las personas.

Si alguna vez te llega a importar, olvídalo… , en caso contrario, no conseguirás ser un buen Gurú.

Chaquetea

No expreses nunca tu verdadera opinión (si realmente la tienes)., seguramente no resultará nada comercial o, en el mejor de los casos, se notará que no tienes ni <repajolera> idea.

Miente convencido y serás el «rey» de los acomodados.

Utiliza palabras de moda

Incluso puedes inventar alguna, aunque no tenga ningún significado.

Hablar sin sentido pero sentando cátedra
Palabras de moda

Estás obligado a auto-denominarte «influencer» para tener «followers» antes de ir a hacer «running» para poder «sleepear» como un buen «master» en « Lean software development » y con «piercing» en tus cejas.

Si puedes incluir dos o tres más en «spanglish»… ¡Matrícula de Honor!

y por supuesto, mejor si en sí mismas, no significan nada, prácticamente lo mismo que sucede con la pésima utilización del término Gurú.

Debes estar por encima del bien y del mal

Si algún «espabilado» se da cuenta de tu «máscara», machácalo, ridiculízalo delante de los demás, margínalo y haz que se sienta como una auténtica mierda.

Tus fieles te reirán la gracia y aplaudirán tu sabiduría.

Los «espabilados» ya no volverán a atreverse a intentar cuestionarte, sobre todo, recuerda: ¡tu metodología es infalible!

Que  se convenzan de que no están al día, que no saben nada sobre los asuntos que tú planteas.

Se listo

Aprovéchate del acomodamiento de la sociedad de nuestro tiempo.

Dirige las vidas de los demás y dales carnaza continua para que te sigan como perros fieles.

A ti te tiene que importar un rábano que puedan ser infelices o que caigan en depresión porque tus métodos no les funcionan; será culpa de ellos y debes insistir en que todo lo que les pasa de malo se debe a no seguir al 100% tus sabios consejos de Gurú.

… Este siguiente es de regalo, porque como me pongo a escribir y no tengo límite, me salen más “consejos” que los que anuncio. Es el factor sorpresa.

Atrévete con todo

Convéncete y convence al resto del mundo, que son ellos los que hacen intrusismo y se meten en tu terreno.

Tú, como buen Gurú, tienes el poder y solo lo puedes mantenerlo si consigues que la gente se sienta culpable por algo.

Trabaja sus emociones. Tú sí que conoces como funciona su cerebro de los «corderos» y no esos estúpidos neurólogos que se han tirado años y años estudiando e investigando para nada, hasta el punto, que ni se atreven a dirigir la vida de los demás.

A estas alturas espero de que os hayáis dado cuenta de que estoy empleando la ironía constántentemente.

Si no es así, mis más humildes disculpas. Seguid al Gurú de moda y continuad felices entre los infelices.

Si ya habías caido en la cuenta, permitidme que os invite a reflexionar sobre esta conclusión:

Los que de verdad saben, los que nunca te obligarán a seguir dogmas, los que expresan sus opiniones con criterio y sin sentar cátedra, los que realmente te pueden ayudar, los que ponen en valor su trabajo y no el humo que tú mismo quieras tragar… no son Gurúes.
A éstos se les conoce como «profesionales».

No te resultará tan cómodo trabajar con profesionales porque nunca te dirán como llegarás al éxito sentado en un sillón con un cubata en la mano, ni como tendrás una vida repleta de felicidad cuando consigas trepar por los hombros de los demás.

«Solamente» te ofrecerán valores, principios, trabajo, esfuerzo y estar a tu lado y. además, te cobrarán (justamente) por ello, porque los profesionales no viven del humo ni de las fanfarrias.

Valora el trabajo y el esfuerzo de estas personas que ayudan a personas, ganándose la vida honradamente.

Personas que ayudan a personas
Anuncios