Contactos para que las ideas se conviertan en éxistos
Los contactos base para emponderar tus ideas

Saber cómo utilizar tu talento para desarrollar contactos, te asegura el camino correcto para tu proyecto emprendedor

Esta es una de esas muchas teorías que se me van ocurriendo y que me encanta compartir, por si puede servir de ayuda a la hora de como plantear un nuevo proyecto emprendedor.

Como siempre mis comentarios y artículos son propios y no están escritos para convertirlos en dogma de fe; el libre albedrío es una de las mejores capacidades del ser humano.

Ideas y talento

«Es imprescindible proteger las ideas y el talento en las nuevas y viejas empresas»

Muy al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, poner en marcha un proyecto emprendedor no es solo cosa de gente joven o sin trabajo; la gran mayoría de los emprendedores con talento e ideas están dentro de las empresas y es fundamental  encontrarlos y potenciarlos.

Las ideas forman parte del desarrollo del talento de las personas, todos tenemos la posibilidad de generar ideas, unos utilizamos esa habilidad y arriesgamos, otros son felices con su situación y prefieren no desarrollarlas.

Ideas vs Capital

Por eso puedo asegurar que el CAPITAL NO GENERA IDEAS, en todo caso, las compra. Las personas somos el elemento importante de la ecuación.

Por contra, LAS IDEAS SI QUE PUEDEN GENERAR CAPITAL, ya que, siempre son generadoras de negocio, aunque requiren de «algo más» …

No conviene quemar la idea desde el principio y, aunque, debemos ser ambiciosos en nuestra Planificación y previsiones a largo, también debemos desarrollarla con inteligencia, con red, aplicando enfoque LEAN.

Cultura y organización de la Empresa

Si, además, perfilamos nuestra nueva empresa o proyecto con una cultura Adhocrática, basada en potenciar a las personas de la organización, seguro que el proyecto puede ir hacia adelante, gracias a facilitar la generación del talento = Conocimiento + Habilidades x Actitud.

Con talento se te rifan

Para muchas empresas y directivos la supuesta «búsqueda del talento» no representa más que la última moda en Gestión de Empresas. Resultaría gracioso -si no fuera tan patético- el título más de moda en los últimos meses: «La Gestión del Talento».

Seamos serios, el Talento no se gestiona por terceros, solo cada persona de forma individualizada puede tenerlo, desarrollarlo y ponerlo en práctica.

La responsabilidad de las empresas y los empleadores es no menospreciarlo en favor de egos absurdos o «titulitis» muy mal gestionada.

El principal enemigo del talento es el miedo de las personas que lo necesitan.

Los contactos

En todas las ocasiones que he estudiado e investigado o ayudado al emprendimiento, uno de las principales habilidades a tener en cuenta para el crecimiento es la buena gestión de los contactos.

Contactos y alianzas estratégicas

Erróneamente, la mayoría piensa que los contactos deben ser gente poderosa, bien económicamente, bien en la política o en el mundo empresarial.

Aún siendo útiles, quizá no sean los más importantes que necesitamos a la hora de emprender.

Los «otros contactos», aquellos a los que no damos la importancia que realmente tienen, son los que más hacen en favor de un emprendedor.

Las personas que, de una u otra forma, tenemos alrededor, cuando todavía no somos nada, y que son las que, día a día, nos dan la fuerza para continuar y crecer, tanto en lo personal, como en lo profesional. Contactos humildes, casi anónimos, personas que sin saberlo hacen mucho bien a otras personas.

Alianzas

Las alianzas estratégicas son básicas en cualquier tipo de proyecto emprendedor; saber elegir -correctamente- a nuestros compañeros de viaje, que den seguridad y confianza reales… aquellos con los que podamos establecer una total sintonía. No es fácil, pero debemos tener una mente abierta para conseguirlo.

También es cierto que no siempre este tipo de contactos suelen salir bien a la primera, pero merece la pena intentarlo; eso sí, ante la mínima duda o desconfianza, no lo penséis: cortar por lo sano, o se convertirán en un sobrepeso extraordinario para vuestro proyecto, además de poder amargaros la vida.

En resumen:

Ideas sin Capital. Pueden salir adelante pero, salvo auténticas genialidades, a un ritmo tan bajo que puede hacer que la idea se quede por el camino.

Capital sin ideas. El capital puede comprar ideas pero te deja en manos de otros y no hay nada peor que el sentimiento de “gestión deficiente de tus inversiones”.

Contactos. Si tienes una buena idea, te permiten conseguir capital. Si no la tienes, puedes llegar a establecer alianzas con quien la tiene, siempre que aportes valor al proyecto.

Te dan la oportunidad de no recorrer el camino en solitario y, en la mayoría de las ocasiones, desatascan más de una obcecación emprendedora.

«Compartir siempre enriquece»

Quien es Rafael Pros
Anuncios